.

Bara

 

 

 

Orixa Bara


Bara es un Orixa de múltiples y contradictorios aspectos, lo que hace muy difícil definirlo coherentemente.

 

 

 

De carácter irascible, a el le gusta crear disputas, provocar accidentes y calamidades publicas y privadas.

 

 

 

Es astuto, grosero, vanidoso, indecente  a tal punto que los misioneros, asustados con esas características lo comparaban  con el  “Diablo”, haciéndolo el símbolo de todo lo que es  malvado, odio y perversidad, en contra posición  con la bondad , la pureza, la elevación y el amor de Dios.

 

 

 

También Bará posee su lado bueno, si es tratado con consideración, reacciona favorablemente, mostrándose servicial. Si por el contrario las personas se olvidan de hacerle ofrendas o sacrificios pueden esperar todo tipo de desgracias o catástrofes.

 

 

 

Bará se revela de esta manera como el más humano de los Orixas. Ni completamente malo, ni completamente bueno. Dentro de todos sus defectos, tiene la cualidad de ser dinámico y jovial, constituyéndose así en un Orixa protector, habiendo personas en África y en Brasil que usan orgullosamente el nombre de Èsùbiyìí (concebido por Èsù)

 

 

 

o Èsùtósin (Èsù merece ser adorado).                                                                                    

 

 

 

Como personaje histórico, Bará habría sido uno de los acompañantes de Odùduá en su llegada a la ciudad de Ifé y  se lo llamaba Èsù Obasin volviéndose uno de los asistentes de Orumila que preside la adivinación por el sistema del Ifá.

 

 

 

Según  el reverendo D. Onadele  Epega, Bará (Èsù) se convirtió en Rey de Kètu bajo el nombre de Èsù Àlákètu.

 

 

 

Bará es quien supervisa las actividades del mercado del Rey en cada ciudad: el de Oyó es llamado Bará (Èsù Àkesan).

 

 

 

Como Orixa, se dice que el vino al mundo con un garrote, (llamado  Ogò) que tendría la propiedad de transportarlo de un lugar a otro y de traer objetos igualmente.

 

 

 

Bará (Èsù) es guardián de los templos, de las casas y de las personas, es también quien sirve de intermediario entre los hombres y los Orixas.

Es por eso que nada se hace sin (Èsù) Bará  y sin que se le hagan sus ofrendas antes  que a cualquier Orixa, para neutralizar cualquier tendencia a provocar malos entendidos entre los hombres, hombres y Orixas e incluso entre Orixas








Matpec - Hosting Argentina, Registro de Dominios, Diseño Web

Alta Gratis en Buscadores



Aláàfia Se a Ni




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=